martes, 31 de octubre de 2017

Esperando LA llamada

¡Hola compis! 
¿Cómo os va todo? Yo sigo inmersa en mi rutina como opositora y pegada al teléfono cual Gila esperando mi ansiada llamada de la Consellería, que no del enemigo. Je, je. ¡Qué duro es ser sustituta! Esta semana me he puesto a pensar en los nervios que pasé la primera vez que me llamaron para hacer una sustitución y por ello he decidido crear una pequeña lista de consejos y de cosas que hay que hacer cuando esto ocurre. ¡Allá vamos!





1. ¡La temida "papelitis"!
Lo primero que debéis hacer, después de saltar de alegría, reír, llorar, llamar a vuestra familia y demás fenómenos propios del subidón de adrenalina es conseguir todos los documentos necesarios para que os hagan el contrato. Os aconsejo que hagáis varias fotocopias de cada uno y que los tengáis guardados en una carpeta puesto que os los pedirán cada vez que cambiéis de centro. Los documentos necesarios son:

  • El título/certificado de la carrera. 
  • El título/certificado del Máster o CAP.
  • El nº de cuenta. 
  • DNI.
  • Tarjeta de la Seguridad Social. 


Si habéis conseguido trabajo en un centro privado o concertado no dudéis en adjuntar a esa lista de documentos fotocopias de todos los cursos de formación, idiomas, habilitaciones necesarias, CELGA 4 y demás maravillas que tengáis. 

Y como todo lo que sube baja, los contratos finalizan. En este caso, lo que debéis hacer es remitir un correo a la jefatura territorial de la provincia en la que hayáis trabajado solicitando el certificado de empresa para gestionar vuestro subsidio de desempleo. 

Por otra parte, autónomos de este país. ¡Grandes trabajadores y sufridores! Sí, os hablo a vosotros. Debéis saber que si os llaman tenéis que soportar más burocracia todavía. Si os interesa, comentadlo y os pongo en contacto con una compañera que vive esa situación. 

2. ¿Qué centro nos ha tocado?
En cuanto os hayan adjudicado un destino os aconsejo que llaméis al centro que os ha tocado, aunque lo más seguro es que lo hagan ellos antes para informaros de lo más importante. Recordad que se debe empezar a trabajar lo antes posible y lo normal es que sea de un día para otro. Lo que se debe dejar claro en esa primera comunicación con el centro es el horario de entrada del primer día y si hay alguna documentación extra que se deba aportar. También podréis preguntar otros datos de interés como los niveles que impartiréis o si existe el horario nocturno. Os soy sincera, en mi última sustitución estaba tan nerviosa que lo único que pregunté es si había zona de aparcamiento. ¿Y sabéis qué? ¡Hice bien porque no la había! ¡Ja, ja, ja!

3. ¡Soy profe viajera!
Un profe sustituto es un experto en la elaboración de equipajes. No debe olvidar nada y debe cargar además de con su ropa y demás efectos personales, con todo el material didáctico que tiene en su poder (o al menos yo lo hago así).  


El hecho de viajar tanto y de tener la posibilidad de acabar en cualquier punto de la geografía gallega me provoca bastante ansiedad puesto que a diferencia de otros trabajos nadie nos paga el alojamiento ni los desplazamientos. Muy justo todo. Cuando uno es, como yo, sustituto novato, no restringe ninguna zona geográfica puesto que lo que interesa es trabajar lo máximo posible para conseguir el mayor número de puntos y de experiencia. Para ello, y para optar al mejor destino, siempre y cuando haya varias vacantes a la vez, lo ideal es estar atentos a la página de la Xunta e ir mirando a diario qué vacantes salen. Y además, si tenéis tiempo o el ansia os puede (como en mi caso) fijaos en las restricciones de la gente que está por encima de vosotros. En una lista pequeña como la mía es algo sencillo de hacer. Otra cosa que debéis tener en cuenta es que los funcionarios de administración tienen un horario de llamadas específico para maestros y para secundaria, por ejemplo, en el caso de secundaria llaman los martes y los viernes. 


Dónde dormir
Recordad, nadie nos paga un plus de trasporte ni nada por el estilo. Si eres de la zona de Coruña como yo y te llaman para irte a Salvaterra do Miño (por poner un ejemplo), nos las tenemos que arreglar para llegar, pagar todos los peajes, gasolina, alquileres y demás facturas.

Yo apenas he hecho sustituciones, sólo tres en total y una de ellas fue en mi pueblo por lo que como podréis comprobar casi no tengo experiencia en este campo. Sin embargo, os diría que de primeras, y sobre todo si hablamos de sustituciones cortas, tiréis de conocidos. Si conocéis a alguien que viva cerca de vuestro lugar de trabajo no dudéis en pedirle "asilo docente", seguro que sentirá empatía y que os hará un hueco en el sofá cama. ¡Qué viva el couchsurfingSi no conocéis a nadie, buscad anuncios en páginas como Airbnb puesto que hay familias que alquilan habitaciones libres. A ellos los ayudas en su economía doméstica y tu te ahorras un buen pellizco. Evidentemente, si cualquiera de estas opciones falla o no os convence debéis tirar de hostales, pensiones o alquileres. 

Cómo desplazarse
Es evidente que tener coche es imprescindible para cualquier profesor. Incluso cuando trabajé en mi pueblo lo usaba ya que había días en los que iba cargada cual mula y no era capaz de llevarlo todo andando. 


Profes viaxeiros de Galicia 
Aún así, el covoiturage del que ya os hablé en otra entrada se utiliza mucho entre docentes y me parece de lo más útil. De hecho, si sois de Galicia y os interesa compartir coche no podéis perderos la página de facebook de Profes viaxeiros de Galicia. Antes de meteros en otra web empezad a buscar en ésta. Hay un montón de anuncios de viajes compartidos y de pisos en alquiler para profesores. Eso sí, para no colapsar la página de preguntas idénticas indagad un poquito en el buscador de la página ya que quizás alguien haya tenido la misma pregunta que vosotros.

¡Hasta aquí mis consejos de hoy! ¿Seguís alguno de ellos? ¿Podéis aportar algo más? Toda sugerencia será bienvenida. 
¡Muchas gracias por estar ahí!

6 comentarios:

  1. Muy completo y muy bien explicado, ¡ojalá supiéramos nosotras todo esto antes de empezar! en fin....la falta de información...¡cuánto daño ha hecho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A qué sí? Yo tengo la sensación de ser siempre la última en enterarme de todo. Otro ejemplo es el hecho de no haber sabido desde un principio lo que pedían en un baremo ya que de haberlo sabido estaríamos mucho más arriba en la lista y habríamos trabajado mucho más. ¡Qué desastre! ¡Un saludo y muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. Muy buenos consejos!! Mucho ánimo a ti y a todos los que estáis en la misma situación!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por los ánimos y por el comentario! Lo cierto es que contrariamente a lo que mucha gente piensa el mundo de la docencia es bastante duro.

      Eliminar
  3. ¡Muchísimas gracias, Laura! Espero que tus edu-consejos me hagan falta pronto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por comentar, Il! Yo también lo espero. ¡Qué sinvivir vivimos!

      Eliminar