jueves, 7 de septiembre de 2017

Ha llegado el momento... Soy OPOSITORA

¡Hola amiguis!
¿Cómo estáis? ¿Cómo habéis empezado el año? Sí, como podéis comprobar soy de esas que celebran el Año Nuevo dos veces: Una en septiembre y otra en enero, claro que sí. Anda que no me gusta a mí celebrar nuevas etapas con sus propósitos y buenas intenciones. 

Pues a eso voy... Como ya sabéis soy profe sustituta por lo que no sé ni cuándo ni dónde voy a trabajar, tengo el F5 de mi ordenador gastadito de tanto refrescar la página de la Xunta, con eso os lo digo todo. Aún así, he empezado a ponerme las pilas con otro tema. Una cosilla que tenéis muchos entre manos y que yo no había tocado en la vida: Las oposiciones 





Como es mi primera vez y estoy más perdida que un pulpo en un garaje decidí apuntarme a una academia en la que afortunadamente se ha hecho un buen grupito de francés. Ahora mismo me siento motivada pero no os quiero mentir... El otro día fue la presentación oficial del curso y reconozco que he ido todo el trayecto de vuelta pensando en dónde me había metido y en cómo se me había ocurrido la maravillosa idea de ponerme a estudiar. Lo reconozco, al llegar a casa estaba sola y he tenido mi pequeño "momento Bridget Jones", pero en vez de All by myself lo que se escuchaba era Tous les mêmes(que se note que soy de francés),   pero vamos, el sentimiento de frustración era el mismo que el de Bridget.

¡Pero que no decaiga el ambiente! Todo se supera y una vez organizado lo que será durante este año mi templo de estudio o más comúnmente llamado, mi opozulo, veo las cosas de otra manera y hasta tengo ganas de empezar. Todo esto me ha llevado a crear una pequeña lista de consejos que quiero plasmar aquí para que no se me olviden en mis momentos de locura opositora (que los habrá) y, por qué no, para que vosotros, opositores veteranos, podáis darme algún que otro truquillo que os haya funcionado durante vuestra aventura. 

1. Lo primero y quizás lo más lógico se centre en mirar cómo está el tema de las oposiciones en vuestra comunidad. En el caso de Galicia, las de francés (secundaria) llevan sin salir desde el 2008 por lo que quiero pensar que en algún momento las convocarán, si no es este año, será el que viene, digo yo. 

2. Que no cunda el pánico. O bueno, sí. Creo que es inevitable porque somos personas y, por lo tanto nos preocupamos y solemos ver las cosas más difíciles y más negras de lo que son. Así que... A modiño, a saúde é o primeiro (como diría mi abuela). 

3. Otra cosa muy importante: La organización y la planificación. En la academia nos dejaron muy claros los horarios de estudio y, evidentemente, hay que ser realista. Si tenemos un trabajo no vamos a poder dedicarle 8 horas al día al estudio pero sí 3 o 4. Yo creo que no hay que perder la cabeza y ser muy consciente de la situación personal de cada uno. En todo caso... ¡Es uno de los puntos más importantes! No estamos estudiando para un examen cualquiera, sino para uno que nos va a dar la posibilidad de dedicarnos a lo que más nos gusta sin necesidad de preocuparnos. 

4. En cuarto lugar y no menos importante destaco la importancia de no desprendernos de nuestro lado humano. Me refiero a que no podemos dejar de lado a nuestra familia, a nuestros amigos o a nuestra pareja. Habrá semanas en las que no veamos a prácticamente nadie pero sinceramente, creo que no hay mejor terapia que la de tomarse un café con una buena amiga o una charla con una madre. Así que ya sabéis, salid de vez en cuando de vuestros "opozulos", haced deporte o buscad gente que esté en vuestra misma situación.

5. Para acabar... Y por supuesto, fundamental, es no perder nunca la motivación. Tened siempre clara la meta y si un día cunde el pánico, ¡no pasa nada! Si nos caemos, nos levantamos. Así de simple. 


¿Qué os han parecido estos consejos? ¿Aportáis algo más? Evidentemente yo me los tomo como auto-consejos y acudiré a ellos en algún momento de bajón porque sé que la Laura del futuro los tendrá. ¡Lo sé! Pero... I will survive!!


6 comentarios:

  1. Hola Laura !

    Acabo de descubrir tu blog y de leer este post que dedicas a las opos , tienes razón cuando dices que habrá épocas de bajones anímicos y que no es lo mismo prepatar unas oposiciones cuando se está trabajando , esto último me ocurrió a mi y la verdad es que mi salud se resintió muchisimo , tanto que no disfruté del aprobado como creía que iba a hacerlo . ( Con horario de mañana , tarde y nocturno , estidiaba a diario , me olvidé de fines de semana , de amigos y de todo ... es un error pero en mi época hasta mayo no decían si se convocaban o no ) A mi también me tocaron épocas en las que se convocaban de 2 a 4 plazas ....)

    Bueno , espero que sigas estos buenos propósitos que te propones . Yo te deseo lo mejor , pero no olvides nunca que el hecho de aprobar unas oposiciones no te va a proporcionar un descanso , sí el de olvidarte del tema , pero te aseguro que verás tantas cosas dentro de un centro, como si se tratase de un pequeño parlamento ... en el que no todo es como nos lo han pintado.

    Un muy fuerte abrazo
    Mª José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que me estoy dando cuenta de que es una tarea dura sobre todo porque llegados a una edad lo normal es tener que compaginarlo con trabajo y otras obligaciones como tú dices. Me espero un año complicado pero aún así espero no derrumbarme. ¡Tú te lo has currado muchísimo! Ojalá yo tenga la misma fuerza de voluntad. ¡Espero que este año digan algo pronto porque es cierto que este sistema que se han montado es un sinvivir !

      Muchísimas gracias por tus palabras, Mº José, me importan mucho viniendo de ti puesto que ya sabes que sirves de ayuda e inspiración a muchos profes de fle.

      ¡Gracias y hasta pronto!

      Eliminar
  2. No te derrumbes !!! Mucho Ánimo !!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias de nuevo, Mª José! ¡Así da gusto! Un saludo.

      Eliminar
  3. Coucou Laura,
    Très bon courage. Tu vas y arriver, j'en suis sûre ; )

    ResponderEliminar